Contacto | Links de interés

 
>
 

 

INFO AL PACIENTE | Diabetes

 

La Diabetes en la Visión - Retinopatía diabética

En el momento de leer este artículo, es posible que usted o alguien cercano a usted tenga diabetes o se le diagnosticó retinopatía diabética.
El propósito de este articulo es ayudarle a usted, su familia y amigos a entender la relación que existe entre la diabetes
y el ojo, su manifestación mas importante y grave la retinopatía diabética, las enfermedades coexistentes con la diabetes y su relación con la evolución de la retinopatía diabética.
Con todo esto ilustrarle que hacer en caso de tener enfermedad y reconocer los síntomas debidos a manifestaciones de la retinopatía diabética.

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes crónica, eventualmente casi todos los pacientes desarrollan algún grado de retinopatía en algún momento de su vida, produciendo una perdida permanente de la visión y aun la ceguera, pero si la persona es evaluada temprana y periódicamente y además recibe tratamiento cuando es necesario,
la retinopatía diabética raras veces lleva a la ceguera.


QUE DEBEMOS HACER, EN RELACION A LA VISION, CUANDO TENEMOS DIABETES

Por todo lo anteriormente expuesto los oftalmólogos recomendamos siempre a nuestros pacientes la evaluación especializada cuando se encuentre algunas de las siguientes condiciones:
Pacientes diabéticos tipo I (Diagnostico antes de los 30 años):
Deberán acudir al oftalmólogo: luego de cinco años de transcurrida la enfermedad o antes si se encuentra algún síntoma, si se ha llegado a la pubertad o si se es mujer y se encuentra embarazada estas son condiciones que pueden alterar por mecanismos hormonales el desarrollo de la retinopatía, acelerándola.

 

Pacientes diabéticos tipo II (Diagnostico después de los 30 años ):
deberán acudir al oftalmólogo inmediatamente después de confirmado el diagnostico de presentar diabetes.

La retina se encuentra recubriendo la superficie interna de la región posterior del globo ocular, está constituida por neuronas: conos y bastones, nutrida por una fina capa de vasos.
La retina de acuerdo a su función puede dividirse en retina periférica y central, la mas importante es denominada macula
y es responsable de la visión de detalles, visión fina, visión de lectura y de colores.
Desafortunadamente es en esta donde mas danos produce la retinopatía diabética.

 

En que forma la diabetes afecta la circulación retiniana; por efectos de la cifras elevadas de glicemia, los pequeños vasos sanguíneos que la nutren, capilares, sufren la alteración en sus paredes que ocasionan el cierre de algunos de ellos, y la dilatación de otros (microaneurismas).
Todo esto produce isquemia (falta de oxigeno)

De la retina, la cual en su intento por compensar esta situación empieza a crear vasos nuevos ( neovasos), con características diferentes a los propios de la retina, es decir; mas frágiles, que permiten salida del liquido a través de sus paredes (edema) y sangran fácilmente (hemorragias).
Los neovasos pueden además formar membranas que llevan a desprendimientos de retina severos y extensos que pueden dejar a nuestros pacientes ciegos.

 

QUE TRATAMIENTOS EXISTEN PARA LA RETINOPATÍA DIABÉTICA
Como en cualquier otra enfermedad sistémica con manifestaciones oculares, en la diabetes el enfoque del tratamiento fundamentalmente es dirigido al control de la enfermedad de base, la glicemia debe mantenerse dentro de los valores normales, los factores asociados como la hipertensión, la hiperlipidemia y la enfermedad renal deberán controlarse.

En el área especifica del compromiso ocular (Retinopatía diabética), el comienzo del tratamiento va dirigido al diagnóstico precoz, mediante la educación al grupo de pacientes de riesgo de desarrollar retinopatía, con énfasis en la consulta a tiempo y en la detección temprana de los síntomas como:
disminución de la agudeza visual progresiva que no mejora con lentes, visión de moscas volando o telarañas, perdida súbita de la visión por uno o ambos ojos, ojo rojo y dolor ocular.

Cuando se ha desarrollado algún compromiso, siendo la fotocoagulación con láser la mejor herramienta para detener la progresión de la retinopatía y en algunos casos específicos como el edema macular, ofrecer la posibilidad no solo de no perder mas, sino , de recupera algunas líneas de visión.
Es un procedimiento ambulatorio, seguro, se realiza la mayor parte de las veces con anestesia tópica (gotas), con mínimas molestias para el paciente.
Se realiza en una o varias sesiones dependiendo de la severidad y extensión de la enfermedad.

Si el problema es mayor y existe desprendimiento de la retina, hemorragia en la cavidad vítrea o ambas, el tratamiento es quirúrgico, se realiza vitrectomia, procedimiento ambulatorio (el paciente luego de cirugía regresa a su casa), que se realiza con anestesia general o local.

El paciente recupera la visión luego de una semanas, esta recuperación puede ser parcial o total dependiendo del estado final de la retina y de la extensión del daño previo que motivo la cirugía.
Vale la pena anotar que cuando el paciente llega a requerir esta cirugía,el estado retinal esta muy comprometido y por esto los resultados esperados no serán tan favorables.